Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Resumen de Junio 2018: El Papa nombró nuevos cardenales


El Papa empezó el mes de junio celebrando por primera vez la Solemnidad del Corpus Christi fuera de Roma. Fue en Ostia y allí lanzó un importante mensaje contra la mafia.

FRANCISCO
“Jesús desea que sean derribados los muros de la indiferencia y del silencio cómplice, arrancadas las rejas de los abusos y las intimidaciones, abiertas las vías de la justicia, del decoro y la legalidad”.

Durante los primeros días del mes, el Papa se reunió en el Vaticano con los astronautas con los que había hablado meses antes por videollamada cuando se encontraban en la Estación Espacial Internacional. Acababan de volver del Espacio y acudieron acompañados de sus familias.

“Hemos decidido que, como dicen que 'El hábito hace al monje', le regalamos un uniforme de vuelo igual que el nuestro”.

“Hemos puesto el escudo del Vaticano, o sea, su escudo, y la bandera del Vaticano”.

“Estas son las alas oficiales de la NASA, de los Astronautas”.

Junio también trajo novedades en la crisis de abusos en Chile. Después de que los obispos chilenos pusieran sus cargos a disposición del Papa, Francisco aceptó tres renuncias. Entre ellas, la de Juan Barros.

Una semana después, el Papa emprendió medidas también contra otro clérigo, esta vez de Estados Unidos. El Papa prohibió al cardenal Theodore McCarrick ejercer su público ministerio, pues se demostraron verosímiles las acusaciones de que había abusado de un menor. Este fue solo el principio de lo que se convirtió en una enorme crisis para la Iglesia.

El Papa también viajó a Suiza para su viaje más corto del año, pasó diez horas en Ginebra donde visitó el Consejo Mundial de Iglesias.

En su primer discurso, el Papa reconoció el esfuerzo ecuménico de los distintos miembros de todas las confesiones. Explicó que era una causa justa.

FRANCISCO
“El ecumenismo es una gran empresa en pérdidas. Pero se trata de perder evangélicamente, según la huella de Jesús: 'Quien quiera salvar la propia vida, la perderá'”. 

Ese mismo día, el Papa Francisco pidió a los cristianos que dediquen más esfuerzo a combatir la persecución de sus hermanos y hermanas.

FRANCISCO
“Miremos también a tantos hermanos y hermanas nuestros que en diversas partes del mundo, especialmente en Oriente Medio, sufren por ser cristianos. Acompañémoslos. Y recordemos que nuestro camino ecuménico está precedido y acompañado por un ecumenismo ya realizado, el ecumenismo de la sangre, que nos exhorta a seguir adelante”.

El Papa también batió su propio récord en junio. Se reunió con el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, durante 57 minutos y fue esta su reunión más larga con un líder político.

Durante el encuentro, hablaron sobre el medio ambiente, las minorías religiosas en Oriente Medio y la crisis migratoria del Mediterráneo.

El Papa concluyó el mes nombrando 14 nuevos cardenales. En su homilía, el Papa explicó que la lógica de poder no tiene cabida en la Iglesia.

FRANCISCO
“Ninguno de nosotros debe sentirse superior a nadie. Ninguno de nosotros debe mirar a los demás desde lo alto. Podemos, sí. Podemos mirar así a una persona solo cuando la ayudamos a levantarse”.

Y así, el Papa dio comienzo a sus vacaciones en julio, un mes en el que permaneció en el Vaticano y acudió a pocos eventos públicos.