Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Si se impide el trabajo de las ONGs en el Mediterráneo habrá más muertos y no se sabrá


Una situación que podría haberse resuelto en 2 días, se resolvió en casi 20. Los rescatados por las naves Sea Watch 3 y Sea Eye pasaron semanas sin poder desembarcar en un puerto seguro. Incluso el Papa Francisco tuvo que hacer un llamamiento a los gobiernos europeos.

FRANCISCO
“Lanzo un llamamiento a los líderes europeos para que demuestren una concreta solidaridad de cara a estas personas”.

GIORGIA LINARDI
Portavoz, Sea Watch Italia
“Son llamamientos que demuestran que hay una sociedad distinta respecto a la dirección política que están emprendiendo los estados miembros de la Unión Europea. El del Papa fue un llamamiento que no solo escuchamos, sino que apreciamos y que nos da fuerzas para seguir adelante. Nos hace sentir menos solos”.

Giorgia estaba a bordo del Sea Watch 3 compartiendo la incertidumbre de estas 32 personas rescatadas. 32 migrantes a los que Europa sugería devolver al infierno libio. Por eso, uno de estos rescatados, creyendo que regresaba a Libia, se lanzó al mar desde el Sea Watch 3 para intentar alcanzar Malta a nado.

GIORGIA LINARDI
Portavoz, Sea Watch Italia
“Fue un gesto desesperado de una persona, por cierto, de nacionalidad libia, -el país donde Europa nos pide que llevemos a los rescatados y donde serán encarcelados-, una vida que este joven ha conocido durante 4 años en los que ha entrado y salido de esas cárceles. En su cuerpo se ven señales de tortura, todos los días le torturaban con electroshocks, le pegaban en la planta de los pies y le golpeaban con un fusil. También fue testigo de cómo asesinaban a su hermano pequeño”.

Por terribles que parezcan, historias como esta se repiten en muchas de las personas rescatadas. Las ONGs del Mediterráneo reclaman una respuesta común de todos los gobiernos de la Unión Europea que no sea simplemente el cierre de los puertos. 

Solo quieren que se les permita continuar salvando vidas aunque, a veces, sean acusados de favorecer la inmigración ilegal. Por eso, denuncian una estrategia para eliminarlas del Mediterráneo. 

RICCARDO GATTI
Jefe de Misión, Open Arms
“Si no hay un operativo en el mar, si desaparecen las ONGs, lo que sucederá no será como lo que alguno ha afirmado asegurando que si no hay ONGs, no habrá muertos. No, habrá muchos más muertos pero no se sabrá, por desgracia”.

Open Arms es la ONG fundada por el español Óscar Camps quien explicó personalmente al Papa Francisco su trabajo. Le entregó este chaleco de una niña a la que no pudieron salvar. El Papa, profundamente conmovido por la historia, lo conservó y ahora está en las oficinas vaticanas que se ocupan de los migrantes y refugiados.