Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La historia de la actriz Sandra Blázquez: de actriz a ayudar a niños de una aldea en Kenia


Creció en la pantalla, interpretó muchos papeles en España, pero el que más gusta a la actriz Sandra Blazquez es el de ayudar. Por eso, junto a su compañera María Fábregas, ha creado la ONG “Idea Libre”.

SANDRA BLAZQUEZ
Co-Fundadora Idea Libre
“Tanto María como yo creamos “Idea Libre” con la idea de que es a través de la educación como se sale de la pobreza. Entonces nuestro principal objetivo es llegar a todos los niños y niñas que no tengan acceso a la educación y poder ofrecérsela”.

Por el momento su ONG ya ha conseguido que cien niños de Chumvi, en Kenia, puedan ir al colegio todos los días y allí coman un plato de comida. Y es que en esta aldea, la pobreza obliga a los niños a comer cada dos días.

SANDRA BLAZQUEZ
Co-Fundadora Idea Libre
“María y yo, que llevamos las dos solas la asociación, trabajamos mucho mucho mucho cada día y sí que es verdad que la gente no es consciente de todo el trabajo que eso lleva. Desde hacer un evento, hasta conseguir un socio, hasta llevar las redes sociales y conseguir que la gente te siga...”.

Asegura que el mundo del cine y su trabajo en Idea Libre no tienen absolutamente nada que ver, pero que entre las dos ha logrado encontrar su propósito y un equilibrio.

SANDRA BLAZQUEZ
Co-fundadora Idea Libre
“Creo mucho en las personas, confío mucho en la gente y en el ser humano. Y como ser humano que soy, creo que tengo que ayudar a otros y estoy segura, y a día de hoy lo tengo más que demostrado. Hay más gente buena que mala con ganas y capacidad de ayudar, y al final mi fe es esa, poder mirar a los ojos a una persona y entenderla”.

Este es solo el principio de un largo recorrido en el que Sandra, asegura, invertirá todo su esfuerzo y dedicación para que los niños de Chumvi en Kenia puedan tener una educación que les ayude a perseguir sus sueños en un futuro muy positivo.