Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Cardenal Pell ha sido condenado por abuso sexual


El cardenal australiano George Pell, de 77 años, ha sido declarado culpable de abuso sexual a menores. Es el mayor alto cargo de la Iglesia católica acusado de este delito. 

La sentencia es de diciembre, pero el tribunal australiano había prohibido que se hiciera pública para no interferir en otros procesos. 

Cuando las acusaciones salieron a la luz, Pell era prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede. El Papa le dio una excedencia para preparar su defensa. Antes de marcharse de Roma, el cardenal reafirmó su inocencia. 

CARD. GEORGE PELL
29 de junio de 2017

“Soy inocente de estos cargos. Las acusaciones son falsas. Considero horrible la idea de abuso sexual”.

Un año antes, cuando estaba regresando de Polonia, el Papa dijo que no hablaría del caso hasta que concluyera el proceso civil.

FRANCISCO
31 de julio de 2016

“Si yo diera un juicio a favor o contra el cardenal Pell, no sería bueno, porque sería un juicio prematuro". "Estaremos atentos a lo que diga la justicia. Una vez que se haya pronunciado, entonces hablaré”.

El proceso judicial ha sido muy largo. Los hechos se remontan a diciembre de 1996, cuando supuestamente agredió después de la misa a dos menores en la sacristía de la catedral de Melbourne. Las víctimas tenían 13 años. Los hechos se denunciaron 19 años después, en 2015.

Este miércoles el cardenal regresará al tribunal para conocer la sentencia. Se trata de cinco cargos y cada uno podría traducirse en 10 años de prisión. El cardenal Pell ya ha anunciado que recurrirá la sentencia. 

La condena llega en un momento crucial. El Papa acaba de expulsar del sacerdocio al cardenal Theodore McCarrick, por abusos a menores y a seminaristas. Además, acaba de concluir la Cumbre de cuatro días sobre abusos, en la que el Papa ha prometido mano dura contra los culpables. 

El presidente de los obispos australianos, Mark Coleridge, ha publicado un comunicado en el que reconoce que los obispos están bajo shock por lo ocurrido. Subraya su respeto por las garantías del sistema legal australiano, y pide que se mantengan en el proceso de apelación.