Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El cardenal Barbarin condenado a 6 meses de prisión por no denunciar a un cura pederasta


El arzobispo de Lyon, el cardenal Philippe Barbarin, ha sido condenado por la justicia francesa a 6 meses de prisión por no haber denunciado cuando debía a un sacerdote pederasta de su diócesis.

El sacerdote es Bernard Preynat quien perpetró abusos entre 1986 y 1991 contra 8 menores de los grupos scout. Según los jueces, el cardenal Barbarin conocía los hechos desde 2014 y, sin embargo, mantuvo en su puesto al sacerdote hasta 2015. 

La fiscalía consideró que el delito estaba prescrito y no solicitó ninguna condena para el purpurado pero el Tribunal Penal de Lyon ha estimado lo contrario. Por eso, ha condenado al cardenal a 6 meses de prisión que, sin embargo, no deberá cumplir entre rejas.

Poco después de conocer la sentencia, el purpurado anunció que viajará a Roma en los próximos días para presentar su renuncia al Papa Francisco.

CARD. PHILIPPE BARBARIN
“Tomo nota de la decisión del Tribunal. Independientemente de lo que suceda conmigo, reitero mi compasión por las víctimas y sus familias, a quienes aseguro mis oraciones. He decidido ir a ver al Santo Padre para presentarle mi dimisión. Me recibirá en algunos días”.

Los abogados del purpurado han anunciado que recurrirán la sentencia. El cardenal asegura que no supo nada de los abusos hasta el año 2014 cuando una de las víctimas se los relató en persona.

El cardenal Philippe Barbarin es la autoridad más alta de la Iglesia que ha sido procesada en Francia por un caso de abusos a menores.