Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa pide una solución pacífica a la crisis en Nicaragua


En el ángelus del domingo, el Papa explicó la parábola de la higuera estéril. Dijo que aunque Dios es paciente y misericordioso, no se debe retrasar demasiado la conversión. 

FRANCISCO
“La posibilidad de convertirnos no es ilimitada, por eso hay que aprovecharla inmediatamente; de lo contrario se perdería para siempre. “'No, no, yo esperaré a la próxima cuaresma'. Pero, ¿estarás vivo la próxima cuaresma? Pensemos hoy, cada uno de nosotros: ¿qué debo hacer ante la misericordia de Dios que me espera y me perdona?”.

El Papa dijo que no hay que buscar excusas para la “pereza espiritual”, sino aumentar el compromiso de responder con corazón sincero a la misericordia de Dios. 

Después del Ángelus, el Papa pidió una solución pacífica a la "crisis sociopolítica" de Nicaragua. Luego pidió oraciones por las víctimas de la violencia brutal en Nigeria y en Mali. 

FRANCISCO
“Acompaño con la oración (las conversaciones en Nicaragua) y animo a las partes a encontrar lo antes posibles soluciones pacíficas por el bien de todos”. “Recemos por las numerosas víctimas de los últimos ataques inhumanos en Nigeria y Mali”.

El sábado, unos 134 pastores fulanos fueron asesinados por hombres armados en Malí; y desde febrero, muchos otros de esta tribu han sido asesinatos en Nigeria. 

El Papa también recordó que el sábado fue beatificado Mariano Mullerat i Soldevila. Lo propuso como modelo para los cristianos que tienen dificultades para perdonar. 

FRANCISCO
“Era un joven padre de familia y médico que falleció a los 39 años. Se ocupó de sus hermanos y hermanas que sufrían física y moralmente. Dio testimonio con su vida y con su martirio del primado de la caridad y del perdón”.

El Papa recordó a los peregrinos que era el “Día en memoria de los Mártires Misioneros”, y que este año han fallecido en circunstancias violentas 40 misioneros, el doble que el año pasado. 

El Papa dijo que vale la pena reconocer a estas personas perseguidas y asesinadas a causa de su fe cristiana, que vencieron el odio con el amor.