Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa a futbolistas: Gracias por hacer crecer la solidaridad


El Papa mantuvo un encuentro con un grupo de futbolistas muy especial. Son la Liga Italiana de Aficionados que a través de este deporte promueve valores entre los jóvenes.

“Como institución deportiva somos conscientes de la responsabilidad que tenemos con las nuevas generaciones”.

Con motivo de su 60 aniversario visitaron a Francisco, gran seguidor del fútbol. Este organismo agrupa a más de un millón de socios.

En su discurso, el Papa agradeció este trabajo que realizan con los más jóvenes, sobre todo, esñándoles a jugar limpio, tanto en el deporte como en la vida.

FRANCISCO
“Por este motivo, intentad introducir en el tejido social, a través de las mil relaciones que vivís en el ámbito de la actividad deportiva, un espíritu de solidaridad y de atención a las personas en el que vuestra Liga está inspirada de manera encomiable y explícita”.

Francisco también les pidió que sigan promoviendo la integración a través del fútbol para que nadie se sienta excluido o marginado especialmente hoy en día donde parece que están de moda los muros que dividen.

FRANCISCO
“Esta mentalidad solidaria, -que queremos hacer crecer dentro de nosotros, en nuestros círculos y en nuestro mundo-, contribuirá a la revolución cultural que deseamos y que queréis lograr cuando promovéis la sostenibilidad ambiental, o cuando fomentáis los campos sin barreras, al esforzaros por superar todas los muros que injustamente dividen a las personas y al promover la participación e implicación de todos, de acuerdo con un espíritu de equipo que es la verdadera esperanza de la humanidad”.

El encuentro, como no podía ser de otra forma, terminó con regalos para Francisco: un balón de fútbol y una camiseta con su nombre.