Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa a monjas: “Vosotras no os hicisteis religiosas para servir a un clerigo, ¡no!”


El Papa se reunió en el Vaticano con la Unión Internacional de Superioras Generales. Son más de 800 superioras de distintas congregaciones venidas de todo el mundo a Roma con motivo de su asamblea plenaria.

Lo recibieron así, con un enorme entusiasmo.

Y también con algunos nervios.

“Nunca me habría imaginado estar a la derecha del Padre”.

El Papa tenía un discurso preparado, pero lo dejó a un lado y decidió improvisar sobre la marcha.

Les habló de la comisión que estudia el diaconado femenino en los primeros tiempos y que, precisamente, solicitó la Unión Internacional de Superioras Generales. El Papa les dijo que les entregará el informe preliminar. Los expertos de la comisión continúan trabajando en el asunto pese a que sostienen distintas posturas.  

FRANCISCO
“Yo no puedo hacer un voto sacramental sin fundamento teológico histórico. Pero se ha trabajado mucho. Poco, es verdad, el resultado no es gran cosa, pero es un paso adelante. Es cierto que había una forma de diaconado femenino sobre todo en Siria y en aquella zona. De aquí a un tiempo podré llamar a los miembros de la comisión para saber si se han hecho progresos. Sobre esta teología de la mujer tenemos que seguir adelante”.

Francisco les habló de la realidad de los abusos en la Iglesia, el papel de las religiosas y respondió a algunas preguntas. Dijo que conoce de los abusos tanto de poder, conciencia y sexuales que han padecido muchas religiosas. Por eso, quiso dejar algo claro.

FRANCISCO
“El abuso de las religiosas es un problema grave. Soy consciente, también aquí en Roma. Soy consciente de los problemas, de la información que me viene. Y no solo el abuso sexual de las religiosas, sino el abuso del poder, el abuso de consciencia, debemos luchar contra esto. Por favor, servicio sí, servidumbre no. No os habéis hecho religiosas para convertiros en las limpiadoras de un clérigo, ¡no!”.

Esta religiosa de Sudan del Sur explicó al Papa que falta un obispo en su país e invitó a Francisco a visitarles para que conociera su realidad.

FRANCISCO
“Igual este año, igual, no es una promesa pero... Cuando vaya a Mozambique, Madagascar e Islas Mauricio igual hay tempo para ir”.
“Yo quiero ir a Sudán del Sur, lo llevo en mi corazón”.

También respondió a la invitación que le hizo otra religiosa en la próxima plenaria de las superioras generales que se celebrará en 3 años.

FRANCISCO
“Tomo en serio, si estaré vivo no lo sé, la invitación a participar en una parte de la próxima asamblea”.
“Si estoy vivo iré. Si no, recordádselo al sucesor ¡eh!”.

Terminaron este encuentro rezando juntos el Regina Coeli.