Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Un 37% de católicos en EE.UU. se plantea alejarse de Iglesia tras casos de abusos


La última encuesta de Gallup sobre el compromiso de los católicos con la Iglesia fue en 2002, cuando el diario Boston Globe destapó los casos de abusos a menores. 

Han pasado 17 años y Gallup ha repetido la encuesta. Tras preguntar a 581 católicos de Estados Unidos, concluye que el 37% se han preguntado si permanecer en la Iglesia tras los casos de abusos conocidos este año. En 2002, la cifra era del 22%.  

El sacerdote George Woodall, experto en Derecho Canónico y profesor en el ateneo Regina Apostolorum de Roma, analiza este dato.

P. GEORGE WOODALL
Profesor, Ateneo Pontificio Regina Apostolorum
“Las cifras muestran un aumento del 15%, algo muy, muy significativo. Cualquier persona que haya sido víctima de un abuso sexual por un sacerdote se sentirá muy herido y dañado. Sobre todo si tienen la percepción de que no ha cambiado la situación”.

El sacerdote dice que hay que recordar también los progresos que ha hecho la Iglesia en la lucha contra los abusos. En EE.UU. están en vigor la Carta de Dallas y la política de tolerancia cero, y la mayoría de los nuevos casos que se conocen son precedentes a estas medidas. 

P. GEORGE WOODALL
Profesor, Ateneo Pontificio Regina Apostolorum
“Muchas de las denuncias que siguen surgiendo se refieren a antes de que Juan Pablo II y Benedicto XVI mejoraran la norma canónica, y a antes de las medidas del Papa Francisco. No podemos volver a la situación de los años ochenta o setenta.
“Es un error dar la impresión de que la Iglesia no ha cambiado desde entonces. Ha cambiado muchísimo”.

La encuesta de Gallup también revela que la respuesta de los participantes cambiaba en función de cuánto frecuentaban la Iglesia. Un 86% de los que asisten semanalmente a misa tienen confianza en los sacerdotes, mientras que sólo la tienen el 39% de los que asisten a misa rara vez o nunca lo hacen. 

De la misma manera, la encuesta muestra un descenso en el índice de aceptación del Papa Francisco. Según el sondeo, el 58% de los católicos de EE.UU. tienen “mucha” o “bastante” confianza en él, mientras que el 41% dicen tener alguna o poca confianza.