Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa pide que este sábado se rece 1 minuto por la paz en Tierra Santa


El Papa recorrió toda la plaza de San Pedro antes de la audiencia general. Pudo escuchar las notas tropicales de una banda musical. 

En el pasillo central, pudo saludar de cerca a muchas personas. Por ejemplo, a este bebé apasionado del fúbol. 

Luego, durante su catequesis semanal, lanzó un apelo mundial para rezar por la paz en Tierra Santa. 

FRANCISCO
“El próximo sábado 8 de junio se cumplirá el quinto aniversario del encuentro, aquí en el Vaticano, de los presidentes de Israel y Palestina conmigo y con el Patriarca Bartolomé. A la 13:00 se nos invita a dedicar "'un minuto para la paz' -de oración, para los creyentes; de reflexión, para los no creyentes-, todos juntos por un mundo más fraterno”.

En su catequesis, el Papa recordó su viaje a Rumanía. Estaba especialmente conmovido por la beatificación de 7 obispos torturados y asesinados por el régimen comunista hace pocas décadas. 

FRANCISCO
“Uno de estos nuevos beatos, monseñor Iuliu Hossu, escribió durante su encarcelamiento: 'Dios nos ha enviado a estas tinieblas del sufrimiento para dar perdón y rezar por la conversión de todos'. Pensando en las terribles torturas a las que fueron sometidos, estas palabras son un testimonio de misericordia”.

Francisco estaba muy satisfecho del viaje, y del cordial encuentro con el Patriarca Daniel, líder de la Iglesia ortodoxa rumena. 

Antes de despedirse, recordó que el domingo será la fiesta de Pentecostés, y rezó para que dé esperanza a los católicos y se concrete en gestos de caridad.