Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa a carismáticos: Evangelizar no es hacer proselitismo, sino llevar el amor de Dios


El Papa Francisco se reunió con líderes del Servicio Internacional de Renovación Carismática Católica (CHARIS). 

Se trata del organismo que coordina entre sí y con el Vaticano a los grupos de espiritualidad carismática. Reúnen a unos 120 millones de católicos.

Durante su discurso, el Papa Francisco les contó lo que espera de todos ellos. 

FRANCISCO
“Estas tres cosas: Bautismo en el Espíritu Santo, unidad en el cuerpo de Cristo y servicio a los pobres. Son el testimonio necesario para evangelizar el mundo. Y todos estamos llamados a darlo por nuestro bautismo. Una evangelización que no es proselitismo, sino ante todo testimonio. Testimonio de amor. 'Mirad cómo se aman'. Es lo que llamaba la atención de quienes veían a los primeros cristianos. 'Mirad cómo se aman'”.

También dijo que los programas y organizaciones para evangelizar son inútiles si no muestran cariño y fraternidad.

Al final del encuentro, el Papa les pidió rezar un minuto por la paz en Tierra Santa. Francisco se unió así a la campaña mundial con motivo del quinto aniversario de su encuentro con los presidentes de Palestina e Israel. 

Cuando acabaron, el Papa les hizo una broma. . 

FRANCISCO
“¡Gracias! ¡Que una comunidad de Renovación Carismática se quede en silencio es casi heroico! ¡Gracias!”.

La Renovación Carismática Católica surgió tras de un retiro espiritual de estudiantes realizado en 1967 en Estados Unidos. Su espiritualidad se centra en Pentecostés, y la experiencia transformadora que vivieron los apóstoles con la venida del Espíritu Santo.