Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco, sobre zonas golpeadas por terremotos de 2016: Que no caigan en el olvido


Centenares de personas llenaron la pequeña plaza en reconstrucción de la ciudad italiana de Camerino para participar en la Misa celebrada por el Papa.

En su homilía Francisco pidió más ayuda para los pueblos afectados por el devastador terremoto de 2016. Recordó que queda mucho trabajo por delante y advirtió contra el peligro de que su sufrimiento caiga en el olvido.

FRANCISCO
“Han pasado casi tres años y el riesgo es que, tras la primera implicación emotiva y mediática, la atención caiga y las promesas terminen en el olvido”.

Francisco ya había visitado otras zonas afectadas por terremotos en octubre de 2016. Su aspecto era desolador. 

En Camerino encontró andamios y estructuras de contención repartidas por toda la ciudad. Sin embargo sus habitantes siguen sin poder regresar. 

Al terminar la ceremonia, durante el Ángelus, el Papa recordó otra crisis, esta vez mundial, que afecta a millones de personas.

FRANCISCO
“Hoy queremos recordar de modo particular a los refugiados, en la Jornada Mundial que las Naciones Unidas les dedica. Esta ocasión invita a todos a ser solidarios con los hombres, mujeres y niños que huyen de las guerras, persecuciones y violaciones de los derechos fundamentales”.

Al terminar el Papa saludó con afecto a muchos de los presentes. Los habitantes de Camerino estaban emocionados por la visita.

El viaje no terminó ahí. Después de la ceremonia los bomberos escoltaron al Papa por las calles desiertas de la ciudad hasta la iglesia de Santa Maria in Via, una de las parroquias más populares e históricas de la localidad. (02.43 aprossimatamente)