Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa condena en el ángelus el bombardeo contra centro de acogida en Libia


Francisco reflexionó en el ángelus del domingo sobre los 72 discípulos que Jesús envió a predicar.  

Dijo que este número es revelador, porque en el Génesis se mencionan 72 naciones diferentes. Así, este envío simboliza la misión de la Iglesia de proclamar el Evangelio a todos los pueblos.

FRANCISCO
a misión se basa en la oración, que es dinámica, no estática, está en movimiento. Requiere desprendimiento y pobreza. Trae paz y curación, signos de la cercanía del Reino de Dios. Que no es proselitismo, sino anuncio y testimonio.

El papa recordó que los discípulos regresaron llenos de alegría porque eran conscientes de la llamada de Dios a seguir a su Hijo. 

Después del ángelus, el Papa invitó a los cristianos a rezar por los migrantes asesinados en un ataque aéreo a un centro de detención en Libia. También recordó a las víctimas de otros países. 

FRANCISCO
La comunidad internacional no puede tolerar estos acontecimientos tan graves. Rezo por las víctimas: que el Dios de la paz acoja a los difuntos y sostenga a los heridos. Espero que se organicen de modo abundante y organizado corredores humanitarios para los migrantes más necesitados. Recuerdo también a las víctimas de las recientes masacres en Afganistán, Malí, Burkina Faso y Níger. Recemos juntos.

Según la ONU, los ataques aéreos del 2 de julio en Libia han dejado un saldo de 53 muertos y más de 130 heridos. Entre los muertos hay seis niños.