Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco permitirá que una auditoría externa revise las cuentas del IOR


El Papa ha concluido uno de los puntos de la audaz reforma económica del Vaticano: conseguir que la entidad financiera de la Santa Sede, el Instituto para las Obras de Religión, sea más transparente. Para eso, a partir de ahora, por ley y por primera vez en su historia, sus cuentas serán revisadas por una auditoría externa.

Se trata de un paso importante que sigue la línea emprendida por Benedicto XVI, quien, para evitar el lavado de dinero en el Vaticano, hizo que la Santa Sede se vinculase a la Unión Europea desde el punto de vista monetario. De esta forma fue obligatorio reformar el sistema del Instituto para las Obras de Religión para adecuarse a los estándares de transparencia y control exigidos por Bruselas.