Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Cristianos asesinados por no unirse al ISIS: “Nací cristiano, moriré cristiano”


Ayuda a la Iglesia Necesitada ha mostrado cómo es la situación en Siria tras 8 años de guerra civil.  

La reconstrucción del país es más difícil para las minorías, especialmente la cristiana. Ellos, además de sufrir el conflicto armado, padecieron la persecución por parte de fundamentalistas islámicos.

El padre Talal Mtanis Taalab es de Maaloula. Cuenta cómo en su ciudad los que antes eran vecinos se convirtieron en perseguidores. Un día entraron en casa y asesinaron a varios familiares suyos y amigos.

P. TALAL MTANIS TAALAB
Tras una larga discusión, mis familiares dijeron: Nacimos cristianos y moriremos cristianos. Mataron al primero, seguramente después de haberlo torturado, y lo mismo con el segundo, que era hijo único y un hombre muy pacífico. Hicieron lo mismo con un estudiante de ingeniería. Le dijeron que debía decidir. Que si quería tener futuro debía unirse a ellos. Les dio la misma respuesta: nací cristiano y moriré cristiano. Mataron a los tres disparando en la cabeza y el corazón.

Para apoyar a los cristianos de Siria, Ayuda a la Iglesia Necesitada ha puesto en marcha varias iniciativas para recoger fondos. Desde 2011 ha llevado a cabo 813 proyectos y destinado más de 36 millones de euros.

Se trata de proyectos hechos para reconstruir no solo las casas, sino los corazones de sus habitantes.

P. TALAL MTANIS TAALAB
Rezamos por cada familia, por cada madre, por cada hermano, porque sus lágrimas aún son abundantes. Que Dios les ofrezca consuelo y paz.

La población de Siria ha descendido desde los 22 millones y medio a los 18. De ellos, 12 millones han perdido su casa. Además, el 80% del total tiene dificultades para acceder al agua potable y el 64% está en situación de necesidad humanitaria grave.

Javier Romero