Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Dije “Cardenal Newman haz que se frene la hemorragia” y en un instante estaba curada


El cardenal John Henry Newman será canonizado en el Vaticano el 13 de octubre, gracias a un hecho extraordinario. 

Es el milagro que salvó de una situación desesperada a esta madre de familia de Chicago. 

Todo comenzó cuando tras un problema en la placenta durante el embarazo de su quinto hijo, su médico le recomendó reposo absoluto. 

MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia

“Me dijeron que tenía que permanecer en reposo en la cama; que no debía hacer ejercicio, ni levantar peso, ni caminar sino lo estrictamente necesario. No podía lavar la ropa, cuidar la casa o cocinar. Básicamente tenía que permanecer en cama el máximo tiempo posible, lo que era imposible, porque entonces tenía cuatro hijos, de seis, cinco, tres y un año”.

Un día en que su marido estaba de viaje de trabajo, Melissa se despertó con una desagradable sorpresa, empapada en sangre. Tras organizar el desayuno a los cuatro pequeños, subió a su habitación para ver si con reposo se detenía la hemorragia. 

MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia

“Entonces, cuando fui al baño me desplomé en el suelo. Estaba perdiendo muchísima sangre en ese momento. Mientras permanecía en el suelo fui consciente de que necesitaba llamar a Urgencias”.

En esa situación desesperada, sin el móvil a mano, sin poder moverse del suelo y sin fuerzas ni para gritar, solicitó la intercesión divina. 

MELISSA VILLALOBOS
Abogada y madre de familia

“Nadie iba a venir a por mí y yo no podía moverme del suelo. Estaba perdiendo toneladas de sangre. Entonces dije ‘Por favor, cardenal Newman, haz que se frene la hemorragia’. Y al instante, tan pronto como terminé de decirlo, dejé de sangrar. Y nunca volvió a ocurrir. Así que me levanté y dije ‘Cardenal Newman, ¿Has hecho tú que deje de sangrar?’ Y entonces sentí un intenso aroma a rosas que se extendió por el cuarto de baño”.

Desde ese momento Melissa pudo atender a sus hijos pequeños sin ningún problema. Esa tarde fue al médico y confirmó que estaba curada. 

Al menos dos especialistas estudiaron el caso en Chicago y otros médicos lo analizaron en Roma. No hay explicación científica para su curación.

GERALD M. CASEY
Doctor en Medicina (Chicago)

“También declaró el medico que la trataba. Todos estos médicos aseguraron con firmeza que no había explicación médica para que cesara la hemorragia de forma instantánea y espontánea; que se produjo solo tras la invocación de estas palabras: ‘Cardenal Newman, por favor haz que se frene la hemorragia’. Dado que ocurrió en ese instante concreto, pensamos que no se debe a una intervención médica”.

La realidad es que la niña que llevaba en su seno en el año 2013 nació sin problemas. Hoy Gemma lleva su bici, feliz, por las calles de Chicago. Y lo asombroso es que tras ese complejo embarazo, Melissa aún ha tenido dos niños más, el último ahora tiene 8 meses.

Toda la familia asistirá en el Vaticano a la canonización del santo que tanto les ha ayudado.