Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Obispo de Brasil explica por qué han pedido al sínodo que estudie la ordenación sacerdotal de hombres casados


Monseñor Kräutler ha dedicado su vida a denunciar la violación de los derechos de los pueblos indígenas. Por eso, recibe amenazas de muerte desde hace 30 años y necesita escolta.

Eso no le ha frenado a la hora de llevar a cabo su misión. Conoce profundamente la Amazonía brasileña y a sus pueblos. Por eso, es partidario de la ordenación sacerdotal de hombres casados de probada vida de fe.

MONS. ERWIN KRÄUTER
Obispo emérito de Xingu, Brasil
“Yo le digo, con total sinceridad, que no hay otra posibilidad, porque los pueblos indígenas no entienden el celibato. Se lo digo abiertamente”.

El obispo explica que no pretende abrir una polémica sobre el celibato. Insiste en que lo importante es buscar una solución pastoral para las comunidades a las que solo llega la Eucaristía una vez al año.

MONS. ERWIN KRÄUTER
Obispo emérito de Xingu, Brasil
“Solo se puede celebrar la Eucaristía cuando hay un sacerdote célibe, un hombre célibe, fuera de eso no se puede. Entonces, desde mi punto de vista, se coloca el celibato por encima de la Eucaristía”.

Desde hace 54 años convive con las comunidades indígenas amazónicas en las que la mujer tiene un papel primordial. En 2 de cada 3 comunidades son ellas las que animan la vida espiritual.

MONS. ERWIN KRÄUTER
Obispo emérito de Xingu, Brasil
“Se habla de valorar el papel de la mujer pero, ¿cómo? Se ha de ir más alla, se ha de proponer algo concreto. Yo pienso y sueño con el diaconado femenino, ¿por qué no?”

 Durante esta conferencia de prensa además uno de los periodistas pidió perdón en nombre de todos los profesionales de la información por las burlas o desprecios hacia los pueblos originarios que hayan venido de parte de la prensa.