Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco: Un sínodo sin Espíritu Santo no es un sínodo, es un parlamento u otra cosa


Francisco salió mucho antes que de costumbre a saludar a los peregrinos en la plaza de San Pedro. Desde el papamóvil desencadenó la emoción de los familiares que vieron cómo bendecía a sus bebés. 

Después el Papa retomó su catequesis sobre el libro de los Hechos de los Apóstoles. Reflexionó sobre cómo la primera comunidad cristiana tuvo que resolver la primera gran discusión en el Concilio de Jerusalén. 

Por una parte un grupo decía que los no judíos convertidos a la fe cristiana debían seguir preceptos de la Ley de Moisés como la circuncisión, mientras que otro grupo lo negaba. 

FRANCISCO
La Asamblea de Jerusalén nos enseña cómo enfrentar las divergencias y buscar «la verdad en la caridad» (Ef 4,5), nos ayuda a entender que la Sinodalidad es el método eclesial para reflexionar y confrontarse.

El Papa explicó que en las discusiones sinodales lo importante es secundar lo que quiera el Espíritu Santo. Por eso remarcó que el sínodo no es un parlamento con facciones donde vence el que tiene la mayoría, sino un camino que todos deben recorren en unidad.

Como ejemplo recordó cómo se firmó la carta que enviaron a la comunidad de Antioquía tras el Concilio de Jerusalén.

FRANCISCO
Es interesante cómo escriben la carta. Los apóstoles comienzan diciendo: “El Espíritu Santo y nosotros pensamos que...”. Es característico de la sinodalidad la presencia del Espíritu Santo. De lo contrario no es sinodalidad, es un parlamento u otra cosa.

Precisamente esta catequesis sobre la sinodalidad tuvo lugar durante la última semana del Sínodo sobre la Amazonia, el tercer Sínodo llevado a cabo por Francisco tras los que dedicó a la familia y a los jóvenes.