Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en la audiencia general: Desde el principio el cristianismo fue predicado por laicos


En una mañana gris y lluviosa el Papa no faltó a su cita con los peregrinos en la plaza de San Pedro.

En la catequesis recordó el papel crucial de unos laicos en la evangelización de San Pablo. Se trataba de Aquila y Priscila, quienes fueron expulsados de Roma junto al resto de judíos por el emperador Claudio. El Papa dijo que por desgracia, la expulsión de judíos no es cosa del pasado.

FRANCISCO
Todos nos habíamos convencido de que esto había terminado pero hoy comienza a renacer ahí, allí, allá... la costumbre de perseguir a los judíos. Hermanos y hermanas: esto no es ni humano ni cristiano. Los judíos son hermanos nuestros y no deben ser perseguidos. ¿Está claro?

Retomando la catequesis, Francisco recordó que Aquila y Priscila arriesgaron mucho por dejar que su casa se convirtiera en un punto de reunión de los primeros cristianos.

FRANCISCO
Cuántas familias en tiempo de persecución arriesgan la vida para mantener ocultos a los perseguidos. Este es el primer ejemplo.

Tomando el ejemplo de esta pareja cristiana, el Papa reflexionó sobre la importancia de los laicos en la primera evangelización. 

FRANCISCO
Pensad que el cristianismo, desde el principio, fue predicado por laicos también. Vosotros laicos sois responsables, por vuestro bautismo, de llevar adelante la fe. Creo que por aquí hay parejas de recién casados. ¿Están aquí? Escuchad vuestra vocación.

Al terminar, el Papa hizo un llamamiento a la paz en Burkina Faso, golpeada por brutales y recientes ataques terroristas que se han cobraron la vida de casi un centenar de personas. 

FRANCISCO
Confío al Señor a todas las víctimas, los heridos, los numerosos desplazados y cuantos sufren por estos dramas.

Burkina Faso está sufriendo el peso del fundamentalismo islámico. Por eso Francisco pidió a las autoridades actuar según el espíritu de fraternidad humana reflejado en el documento de Abu Dabhi. Francisco firmó ese documento junto a uno de los mayores líderes sunnitas del mundo musulmán, el Imán de Al-Azhar. Con él se volverá a reunir este viernes en San Pedro.

Javier Romero