Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa pone en duda la eficacia de la cadena perpetua, ante juristas de todo el mundo


Hasta al Papa se le puede acumular el trabajo y llegar un poco tarde a sus reuniones, incluso casi una hora.

“Primero de todo querría pedirles perdón por el retraso. Perdónenme, ocurrió un error de cálculo. Tenía dos intensos encuentros que se alargaron”.

Así comenzó su encuentro con el Congreso Mundial de la Asociación Internacional de Derecho Penal, la más antigua de este ámbito.

Los abogados no quisieron perder la ocasión de inmortalizar al Papa con sus celulares. 

En su discurso, Francisco recordó que el objetivo del Derecho Penal es proteger a las sociedades democráticas, por lo que no debe desembocar en una “irraccionalidad punitiva”, en la que lo único importante es que se cumpla la pena. 

FRANCISCO
“El desafío actual para cada penalista es contener la irracionalidad punitiva, que se manifiesta, entre otras cosas, en reclusiones masivas, hacinamiento y torturas en las cárceles, arbitrariedad y abusos de las fuerzas de seguridad, ampliación del alcance de la pena, la criminalización de la protesta social, abuso de la detención preventiva y el hacer cumplir las más elementales garantías penales y procesales”.

Entre los abusos del Derecho Penal, denunció el de convertir la prisión preventiva en un espectáculo mediático. 

FRANCISCO
“Se verifica periódicamente el recurso a falsas acusaciones contra líderes políticos, presentadas en concierto por medios de comunicación, opositores y órganos judiciales de parte. De esta manera, con instrumentos de la legislación, se instrumentaliza la lucha, siempre necesaria, contra la corrupción, para combatir gobiernos no deseados, reducir derechos sociales y promover un sentimiento de antipolítica que beneficie a quienes aspiran a ejercer un poder autoritario”.

El Papa se apartó del discurso para mencionar las penas de prisión. Dijo que la cárcel debe mirar a la reinserción del condenado, por eso duda de la eficacia de la cadena perpetua. 

FRANCISCO
“(Buscad) cómo sembrar esperanza de reinserción, pensad si la pena ayuda a esta persona. Acompañadla con medidas de reinserción. Y también, reconsiderad seriamente la cadena perpetua”.

Además, Francisco mencionó una de las principales preocupaciones del sínodo sobre la Amazonía, el delito ecológico, que pidió que sea reconocido como crimen contra la paz. 

Daniel Díaz Vizzi / JMB