Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco: Poner el pesebre en casa es abrir la puerta de nuestra vida a Dios


El Papa ha llegado muy temprano al gran salón de audiencias del Vaticano y ha bromeado con muchos de los peregrinos que lo esperaban. 

Con este grupo, por ejemplo, ha intercambiado su solideo. 

En su catequesis, ha propuesto un modo sencillo pero eficaz de preparar la Navidad: hacer el pesebre.

FRANCISCO
El pesebre nos recuerda algo esencial: que Dios no se ha quedado invisible en el cielo, sino que ha venido a la tierra, se ha hecho hombre. Un niño. Hacer el pesebre es celebrar la cercanía de Dios

Dice que esta tradición enseña una actitud imprescindible para los cristianos: contemplar las cosas importantes de la vida. 

FRANCISCO
Cuando hacemos el pesebre es como si abriésemos la puerta y dijéramos: Entra, Jesús. Hacer concreta esta cercanía, esta invitación a Jesús a que venga a nuestra vida. Porque si Él vive en nuestra vida, vuelve a nacer. Y entonces es de verdad Navidad. Feliz Navidad a todos.

Durante cada saludo, el Papa felicitó las Navidades.

Como sorpresa, esta banda del Tirol regaló esta melodía, que arrancó una sonrisa al Papa. 

Javier Martínez-Brocal