Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Padres de niño que desató sonrisas en acto con el Papa: Lo tuvimos que dejar a su aire


Este es Savino y por lo visto es un habitual de las audiencias generales. Se siente tan en casa que no teme deambular por las escaleras que llevan al estrado del Aula Pablo VI, aunque allí esté hablando el Papa.

De hecho esta es su segunda audiencia general. La primera fue en 2018, cuando tenía solo 29 días de edad.

GIORGIO
Padre de Savino
“Cuando vinimos la otra vez, el Papa lo tomó en brazos y lo bendijo. Por eso esta vez nos trajimos también a su hermano pequeño Giovanni, de 7 meses, para que también lo bendiga”.

ANNA
Madre de Savino
“Es una emoción que no se puede explicar con palabras. FLASH. Gracias a Dios. Esto es todo lo que puedo decir”.

Desde luego Savino parece no tener problemas de timidez. Sus padres dicen que también hace lo mismo en su parroquia de Bolonia, cuando a menudo camina en las inmediaciones del altar durante la Misa.

GIORGIO
Padre de Savino
“Cuando se fue hasta allí delante sentí un poco de miedo. No podía tomarlo en brazos y sacarlo porque podría ponerse a gritar, así que decidí dejarlo”.

ANNA
Madre de Savino
“Nunca sabes qué puede pasar. Hace un poco de todo, por lo que puede subir hasta ahí arriba o salir del edificio. Incluso ha intentado saltar la protección, donde estaban los de seguridad”.

Anna sueña con que Savino sea sacerdote aunque dice que depende de si él quiere. La familia ya ha regresado a Bolonia, donde residen, aunque está claro que este no será su último encuentro con Francisco. 

Claudia Torres
Traducción: Javier Romero