Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco: “Ser pobres nos libera del orgullo y nos da el derecho de pedir ayuda”


Francisco intercambió decenas de muestras de afecto con los peregrinos que vinieron al Aula Pablo VI. A alguno hasta lo nombró Papa...

Durante la catequesis explicó la primera de las bienaventuranzas, la que alaba a los pobres de espíritu. Explicó que la pobreza de la que habla el Evangelio no es solo la económica. Se refiere a la aceptación de los límites personales.

FRANCISCO
Cuántas veces nos han dicho el contrario. 'Es necesario ser algo en la vida, ser alguien'. Si debo ser 'alguien' me pongo en competición con los demás y vivo con la preocupación obsesiva por mi ego. Si no acepto ser pobre odiaré a todo aquello que recuerde mi fragilidad.

El Papa dijo que la pobreza se vive especialmente en las relaciones personales. Recordó que en el matrimonio esta realidad se hace especialmente viva porque a menudo se choca con el límite propio y con el del otro. Pedir perdón y perdonar, es complicado en algunos casos, pero es un paso necesario.

FRANCISCO
Ser pobres nos libera del orgullo, del exigirnos ser autosuficientes y nos da derecho a pedir ayuda, a pedir perdón. Es tan difícil pedir perdón.

Al terminar el Papa sugirió invertir en liberarse del propio ego para ser capaces de amar, perdonar y tener una vida más plena.