Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El cardenal George Pell, absuelto. “Siempre he defendido mi inocencia”, recuerda


El principal líder de la Iglesia australiana ha sido víctima de un error judicial y de una injusticia.

Acusado de abusos, fue condenado a 6 años de cárcel y ha cumplido 1 año de pena.

Pero el más alto tribunal australiano ha dicho que fue condenado sin pruebas suficientes y que debe ser absuelto. La decisión fue tomada unánimemente por los 7 jueces. 

“La Corte Suprema consideró que el jurado, actuando racionalmente sobre el conjunto de las pruebas, debería haber albergado dudas sobre la culpabilidad (del cardenal) respecto a cada uno de los delitos por los que fue condenado, y ordenó que se anularan las condenas y que se dictaran sentencias absolutorias en su lugar”.

El cardenal, de 78 años, ya ha salido de la cárcel. Dice que no guarda rencor y que siempre ha defendido su inocencia.

CARD. GEORGE PELL
29 de junio de 2017
“Soy inocente de estos cargos. Las acusaciones son falsas. Considero horrible la idea de abuso sexual”.

Pocas horas después de anunciarse la sentencia, el Papa ha celebrado Misa y ha rezado por quienes han sido condenados injustamente. 

FRANCISCO
“En estos días de Cuaresma hemos visto la persecución que sufrió Jesús y cómo los doctores de la ley se ensañaron contra él: fue juzgado bajo ensañamiento, con ensañamiento, siendo inocente. Me gustaría rezar hoy por todas las personas que sufren una sentencia injusta por el ensañamiento”.

Esta sentencia es definitiva y el cardenal vuelve a ser libre. No se sabe si el cardenal será resarcido por el error judicial.

Los obispos australianos han dicho que la decisión del tribunal no cambiará su compromiso para luchar contra los abusos, y piden a quien tenga “denuncias de abusos cometidos por personas de la Iglesia, que acuda a la policía”.

JMB

Consulte la sentencia:

https://www.hcourt.gov.au/assets/publications/judgment-summaries/2020/hca-12-2020-04-07.pdf