Continúa trata de personas a pesar de COVID-19: La explotación virtual no es ficción

 | 
24/04/2020
Descargar documento
Compartir

El bloqueo general no ha interrumpido ni la trata de personas ni la explotación. La prostitución ha tomado nuevas formas lejos de las calles provocando nuevas víctimas. La otra cara de la medalla es que muchas chicas forzadas a prostituirse se han quedado sin ingresos.

Decenas de religiosas de la red contra la explotación Talitha Kum están ayudando a estas víctimas olvidadas de la pandemia.

SOR GABRIELLA BOTTANI
Coordinadora de Talitha Kum
“Hay otra forma de explotación sexual: no es prostitución física, pero se vende su dignidad por Internet. La única diferencia es el modo de venta. El bloqueo ha obligado a interrumpir también, si puedo llamarlo así, los servicios sexuales. Por eso, sin ingresos, muchas están pasando hambre”.

Para muchas, la única fuente de ingresos era vender su cuerpo. Por eso, religiosas de Talitha Kum en 76 países se ocupan de darles comida, ayuda psicológica y formación profesional para que puedan mantenerse y salir de esta terrible espiral.

El drama es que en sus casas de acogida ya no hay espacio, porque es necesario mantener la distancia social. Por eso, están dando ayuda psicológica a través de Internet y el teléfono. 

Alertan de que ahora las víctimas más vulnerables están “dentro”, y no son esclavizadas en las calles. 

SOR GABRIELLA BOTTANI
Coordinadora de Talitha Kum
“No hay prostitución de manera 'oficial', sino en un entorno oculto. No están en las calles, sino en apartamentos, en pisos. Ahora nos cuesta más detectarlas, y es más difícil salirles al encuentro para ayudarlas”.

Sor Gabriella explica que los traficantes han pasado de venderlas en las calles, a explotarlas a través de Internet obligándolas a grabar imágenes pornográficas.

SOR GABRIELLA BOTTANI
Coordinadora de Talitha Kum
“Durante el encierro, en el que los llamados clientes tienen miedo o no pueden salir, el peligro es la mayor demanda on line. Pero, aunque la compren virtualmente, no es una ficción. Es realidad. Está ocurriendo. Es explotación real y verdadera. Lo que veo en computadora está pasando de verdad.

La red Talitha Kum rescata a estas chicas y les ofrece alternativas. Algunas están haciendo mascarillas para salir adelante. A sor Gabriela le preocupa el futuro próximo, cuando falte trabajo y vean prostitución como una 'salida fácil'. Por eso, este grupo de monjas se preguntan cómo hacer su trabajo más eficazmente.  

SOR GABRIELLA BOTTANI
Coordinadora de Talitha Kum
“Lo más importante es el proceso de curación, seguir cerca de estas supervivientes. Tratar de construir, tratar de renovar su vida, construir de nuevo su vida, renacer. Este periodo nos ayuda a escuchar lo que la vida nos pide que hagamos”.

Las religiosas también se están adaptando al momento actual de puertas cerradas. Buscan cómo servir mejor a los más vulnerables de la sociedad, que parecen aún más heridos con la crisis actual. 

MB / Traducción: JMB

Noticias relacionadas
Anuncio en el que salen 3 ordenadores marca Medion y algunas especificaciones
Lo + visto
Las últimas noticias de Roma, ahora en HD y sin anuncios
Descarga la App en tu teléfono
Disponible para Android y Apple
INICIAR PRUEBA GRATIS
3,28€ por mes o 32,88€ por año después de 7 días de prueba gratis
Disponible en múltiples dispositivos
SÍGUENOS EN
Suscríbete a nuestra newsletter
magnifier