Audiencia General: Papa explica qué significa Bienaventurados los perseguidos por la justicia

 | 
29/04/2020
Descargar documento
Compartir

El Papa Francisco concluyó sus catequesis dedicadas a las bienaventuranzas, con la octava de ellas: 'Bienaventurados los perseguidos por la justicia, por de ellos es el Reino de los cielos'. 

Dijo que ser perseguidos por vivir coherentemente la fe, lleva a encontrar “un verdadero tesoro mucho mayor al que puede ofrecer el mundo”. 

Recordó a los cristianos perseguidos, pero pidió no generalizar y no leer las palabras de Jesús en clave victimista. 

Para concluir, dijo que “el cristiano está llamado a vivir el espíritu de las bienaventuranzas y que toda su vida haga gustar a los demás el buen sabor de Cristo y del Evangelio”.

TEXTO DE LA CATEQUESIS EN ESPAÑOL

Queridos hermanos y hermanas: 

Hoy concluimos las catequesis dedicadas a las bienaventuranzas, y lo hacemos con la última de ellas que proclama la alegría que viene de la persecución a causa de la justicia. Esta bienaventuranza culmina un camino, que es el que conduce de una vida según este mundo a la de Dios, de una vida guiada por el egoísmo a la del Espíritu. 

El mundo con sus ídolos y con sus estructuras de pecado no puede permitir un estilo de vida según el Espíritu de la verdad, por lo que rechaza la enseñanza del Evangelio, tachándola como un problema que se debe desechar y arrinconar. Esto muestra que la persecución lleva a la liberación interior, que rompe con las ataduras del mundo, produciendo una gran alegría, porque se ha encontrado un verdadero tesoro mucho mayor al que puede ofrecer el mundo. Por eso, tenemos que recordar a tantos cristianos, hermanos nuestros, que sufren persecución en diferentes partes del mundo. Ellos necesitan nuestra oración y experimentar nuestra cercanía. 

La bienaventuranza que hoy meditamos no debe leerse en clave victimista. De hecho, no todo desprecio de los hombres es sinónimo de persecución. Jesús nos dice que somos «sal de la tierra», y llama nuestra atención ante el peligro de “perder el sabor”, porque no serviría más que para tirarla fuera y que la pisotee la gente. El cristiano está llamado a vivir el espíritu de las bienaventuradas y que toda su vida haga gustar a los demás el buen sabor de Cristo y del Evangelio. 

Daniel Díaz Vizzi

Noticias relacionadas
1 2 3 60
Anuncio en el que salen 3 ordenadores marca Medion y algunas especificaciones
Lo + visto
Las últimas noticias de Roma, ahora en HD y sin anuncios
Descarga la App en tu teléfono
Disponible para Android y Apple
INICIAR PRUEBA GRATIS
3,28€ por mes o 32,88€ por año después de 7 días de prueba gratis
Disponible en múltiples dispositivos
SÍGUENOS EN
Suscríbete a nuestra newsletter
magnifier