Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Arzobispo de Washington considera interesada visita de Trump a santuario de Juan Pablo II


El arzobispo de Washington, Wilton Gregory, condenó la visita del presidente Donald Trump al santuario de Juan Pablo II en medio de la represión a las protestas contra el asesinato de un ciudadano de color en Minneapolis. Dijo que es desconcertante y condenable que una institución católica acepte ser manipulada de tal manera que se violen los principios religiosos.

El presidente Donald Trump visitó este lugar en el marco de la firma de una orden ejecutiva sobre libertad religiosa. 

Horas antes se había informado de que la policía dispersó con gases lacrimógenos a quienes protestaban contra Trump ante una iglesia protestante que el presidente iba a visitar. Según Wilton Gregory, Juan Pablo II, como defensor de los derechos y la dignidad humana, no lo habría aprobado. 

Por su parte, el presidente Trump mantiene que no se utilizó gas lacrimógeno contra los manifestantes.

Melania Trump publicó en Twitter fotos de la visita al santuario católico. Dijo que “homenajearon la vida y el legado de Juan Pablo II". Y del entonces Papa destacó que "su pasión y dedicación por la libertad religiosa es un legado que debemos preservar para las personas de todo el mundo".

El santuario explicó que la visita se organizó en el marco de la firma de una orden ejecutiva del presidente sobre libertad religiosa en todo el mundo. Dice que el lugar era apropiado pues Juan Pablo II fue un incansable defensor de la libertad religiosa, que en el país apoyan tanto demócratas como republicanos. Dice que la norma incluye la defensa de cristianos y minorías religiosas en todo el mundo y que el santuario tiene sus puertas abiertas a quienes quieran rezar y conocer el legado de Juan Pablo II. 

Wilton Gregory es una de las voces más importantes de la comunidad afroamericana en Estados Unidos.

Este viernes intervendrá en la Universidad de Georgetown en un debate online sobre "Racismo en nuestras calles y estructuras - Una prueba de fe, una crisis para nuestra nación".

Melissa Butz

Traducción: Daniel Díaz Vizzi