Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Turkson: No podemos luchar contra la pandemia si luchamos unos contra otros


Desde el inicio de la pandemia, el Vaticano ha apoya a países en donde el paso del coronavirus ha sido más desgarrador. Para hacerlo, el Papa creó la Comisión Vaticana COVID-19 que depende del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral. 

Su prefecto ha denunciado que mientras se dedican grandes sumas de dinero a gastos militares, las víctimas de los conflictos son desproporcionadamente afectadas por la crisis. Por eso han aumentado las solicitudes de ayuda desde países como Yemen.

CARD. PETER TURKSON
Prefecto, Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral
“Hacer que la ayuda llegue a una zona de conflicto es siempre un desafío. Y no es sólo Yemen. Es en otros lugares, en Brasil y Venezuela, y en otros países donde la necesidad de ayuda nos llama a intervenir, pero la intervención en sí misma se hace difícil por la situación de conflicto”.

El cardenal celebró que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara un alto al fuego global. Dice que “no podemos luchar contra la pandemia si estamos luchando, o preparándonos para luchar, unos contra otros”.

CARD. PETER TURKSON
Prefecto, Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral
“Concretamente para restaurar la paz, la Iglesia puede ayudar de distintas formas. Por ejemplo, en las Iglesias locales hay organismos que apoyamos desde nuestro dicasterio como Comisiones de Paz y Cáritas Internationalis”.

El cardenal dice que sin seguridad, las respuestas a la pandemia no están completas. Y que sin un control de las armas, es imposible garantizar la seguridad, una cuestión central de las mesas de trabajo.

ALESSIO PECORARIO
Comisión Vaticana COVID-19
“Hemos profundizado en la cuestión de la violencia en general, desde la violencia doméstica hasta la violencia entre Estados, o también cuestiones relacionadas con la estabilidad nuclear”.

El Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo ha detectado un aumento del gasto militar. Solo en 2019, el gasto militar mundial fue de 1,9 billones de dólares, una cifra que equivale a 300 veces el presupuesto de la Organización Mundial de la Salud.

Daniel Díaz Vizzi