Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa bautiza en Santa Marta a las siamesas separadas en el hospital infantil del Vaticano


Son las imágenes de la delicada operación que salvó la vida a Ervina y a Prefina.

Son gemelas siamesas y estaban unidas por el cráneo. La intervención se realizó hace unas semanas en el hospital infantil del Vaticano, el Bambino Gesù. 

Las niñas, de 2 años de edad, son de República Centroafricana, un país donde era imposible practicar un procedimiento quirúrgico de este estilo. La responsable del centro hospitalario conoció en Bangui el caso de las niñas cuando viajó al hospital que se ha construido allí con la ayuda económica enviada por el Papa.

MARIELLA ENOC
Presidente del Hospital Bambino Gesù
“Ervina y Prefina me impactaron de una manera particular. Sólo tenían pocos días de vida. Estaban en una cama pequeña. Me dijeron que era improbable que sobrevivieran porque una pequeña infección podría matarlas”.

La operación duró 30 horas y necesitó un equipo de 30 médicos y sanitarios.

La madre de las niñas albergaba en su corazón el deseo de que el Papa las bautizara cuando ya estuvieran lo suficientemente recuperadas, y así ha sido. Ervina y Prefina, gracias a esta operación, han nacido dos veces, como dice su madre.