Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La historia de un skater cristiano: “Me siento misionero en este ambiente”


A Mike Steinkamp lo definen dos cosas: es un skater y es cristiano. Es por eso que en el 2010 empezó lo que llamó “Ministerio del Skate”, con un sencillo objetivo.

MIKE STEINKAMP
MS Skate Ministry
“Me sentí llamado a llevar el mensaje de Jesús a los skaters, porque son mis amigos. Paso mucho tiempo con ellos y la mayor parte no va a la iglesia ni sabe nada del Evangelio o de Jesús. Por eso me siento misionero en este ambiente”.

En su web y en las redes sociales publica sus vídeos de skateboard junto a mensajes que ayuden a los usuarios a iniciar y desarrollar una relación con Dios.

MIKE STEINKAMP
MS Skate Ministry
“Entiendo lo difícil que es para ellos creer en Cristo como yo lo hago. Lo sé porque sé cómo es el ambiente del mundo del skate y estoy muy conectado con él”.

Para conseguir que el mensaje cristiano sea más accesible a los skaters, Mike escribió un devocionario para 14 días. Se puede conseguir en la app “Landing Bolts”, en el Apple store.

MIKE STEINKAMP
MS Skate Ministry
“Básicamente es un modo de exponer pasajes de la Biblia de modo que los skaters puedan entenderla, sobre todo los que no han nacido en entornos cristianos o que no saben nada del Evangelio”.

Mike dice que el “Ministerio del Skate” es el resultado de una llamada. Es la demostración de que todos pueden ser misioneros y que no es necesario viajar a remotas partes del mundo para evangelizar. Basta con hacerlo entre los amigos y sin perder de vista su identidad cristiana.

CT/JRB