Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco evita saludar a peregrinos tras aumento de casos de coronavirus en Italia


Francisco sorprendió a los peregrinos presentes en su catequesis semanal porque no se detuvo a saludarles, como suele hacer siempre. Apareció por la puerta que da al estrado del Aula Pablo VI y comenzó directamente la catequesis semanal. En las ocasiones anteriores había impartido la catequesis desde abajo, para estar más cerca y a la misma altura que los peregrinos. El motivo de este comportamiento no podía ser otro.

FRANCISCO
Yo querría, como hago normalmente, bajar y acercarme a vosotros para saludaros pero con las nuevas normas es mejor mantener las distancias. También a los enfermos, os saludo de corazón desde aquí. Permaneced a una distancia prudente, como se debe hacer. Porque cuando bajo todos se acercan y provocan aglomeraciones.

El Papa que se caracteriza por la cercanía ha decidido sacrificarla a causa del coronavirus.

Durante la audiencia continuó su catequesis sobre la oración. Se detuvo a reflexionar en los salmos. Dijo que son como el “grito de auxilio” que espera ser escuchado por Dios, el único que nunca da la espalda.

FRANCISCO
Y esto es importante. Cuando vamos a rezar... vamos porque sabemos que somos importantes para Dios. Y por eso voy a rezar. Pero esto no lo piensas pero lo sabes. Lo sabes. Es inconsciente pero lo sabes. Es la gracia del Espíritu Santo que te empuja a ir hacia allí: que eres precioso a los ojos de Dios.

El Papa explicó que no hay dos dolores iguales porque quien lo padece es una persona única e irrepetible. Al hablar de esto recordó que poco antes de la audiencia general había encontrado a los padres de un sacerdote italiano asesinado mientras trabajaba por los necesitados.

FRANCISCO
Las lágrimas de esos padres son suyas y cada uno de ellos sabe cuánto ha sufrido al ver a su hijo dar la vida sirviendo a los pobres. Las lágrimas... mi dolor es mío, mis lágrimas son mías y con estas lágrimas y con este dolor me dirijo al Señor.

El coronavirus está volviendo a aumentar en Italia y también en el Vaticano, donde se identificaron 4 positivos entre la Guardia Suiza y otros 3 entre sus empleados. Por eso parece que esta será la dinámica de las próximas audiencias generales.