Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

China y el Vaticano han prorrogado su acuerdo sobre nombramiento de obispos


China y el Vaticano han anunciado casi simultáneamente que renuevan “experimentalmente” su acuerdo sobre el mecanismo para nombrar nuevos obispos. En la nota de prensa, la Santa Sede elogia “la buena comunicación y colaboración” y dice que desea “proseguir el diálogo abierto y constructivo para favorecer la vida de la Iglesia católica y el bien del país”.

El gobierno de EE.UU. había presionado al Vaticano para que no renovara el acuerdo. La Santa Sede respondió que no se trata de un acuerdo político sino de “valor eclesiástico y pastoral”. El Vaticano reconoce que el acuerdo no afronta todas las cuestiones que le preocupan y que aborda sólo el nombramiento de nuevos obispos. Es parte de la política de pequeños pasos que describía el cardenal Pietro Parolin.

CARD. PIETRO PAROLIN
Secretario de Estado, Vaticano
30 de septiembre, 2020

“Hacemos una política de pequeños pasos. Pensamos que cualquier resultado, aunque no sea espectacular o aunque al principio parezca que no tiene gran repercusión, es un paso adelante, digamos, hacia la afirmación de una mayor libertad religiosa”.

FRANCESCO SISCI
China's People’s University

“No es un acuerdo diplomático porque el Vaticano no ha reconocido a Pekín y Pekín tampoco parecer querer. Sabe que un acuerdo diplomático aislaría a Taiwán y que Taiwán puede reaccionar de modo peligroso... Creo que la estrategia de la Santa Sede es muy sabia y prudente. No cede y al mismo tiempo busca mantener los vínculos que mantienen esta complicada relación”.

El contenido del acuerdo no es público y en dos años ha permitido el nombramiento sólo de 2 nuevos obispos chinos en comunión con el Papa, a pesar de que hay unas 50 diócesis vacantes.

Por eso, en vez de renovar o consolidar el acuerdo, el Vaticano ha decidido sólo prorrogar la fase provisional. Durante los próximos dos años se verá si de verdad este acuerdo permite que los católicos chinos tengan obispos en comunión con el Papa.

El Vaticano y China no mantienen relaciones diplomáticas desde que Mao llegó al poder en 1950 y comenzó la represión de todas las religiones.


Javier Martínez-Brocal