Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Santiago de Compostela abre un Xacobeo que durará hasta finales de 2022


2021 es un año importante para los amantes del Camino de Santiago.

Y es que es “Año Santo” o también llamado “Xacobeo”. La tradición nació hace casi 900 años, en 1122. El último fue hace 11 años. Se celebra cada vez que el 25 de julio, fiesta del apóstol Santiago, cae en domingo. 

El Papa envió un mensaje desde Roma para bendecir esta ceremonia y a todos los peregrinos que a lo largo de este Xacobeo viajen a Santiago. 

La ceremonia estuvo llena de símbolos muy ricos.

Primero, el obispo Julián Barrio golpeó tres veces la puerta santa o puerta del perdón con un martillo de plata y de madera.

Luego, abrió esta puerta de bronce con una llave de plata.

“Esta es la puerta del Señor”.
“Los vencedores entrarán por ella”.

A partir de ese momento, quedaba inaugurado el Año Santo y entraron los primeros peregrinos.

A lo largo de los próximos meses, muchos más entrarán en esta catedral para rezar ante los restos del apóstol Santiago, hermano de San Juan y uno de los más cercanos a Jesús.

Tras la ceremonia, el nuncio del Papa anunció una sorpresa. 

MONS. BERNARDINO AUZA
Nuncio del Papa en España

“Se prorroga durante el año 2022, teniendo en cuenta la pandemia covid 19, tratando de evitar aglomeraciones prohibidas o no aconsejadas, buscando la gloria de Dios y del apóstol Santiago”.

Como saben los peregrinos, la misa se concluyó con el rito del Botafumeiro. Es este espectacular incensario de 62 kilos y un metro y medio de altura. 

Hacen falta 7 u 8 personas para manejarlo. Puede alcanzar los 68 km por hora y subir hasta 65 metros. 

Santiago de Compostela es también tierra de gaitas. 

Por eso, tras la ceremonia, el músico Carlos Núñez entonó con ella una especial Salve Regina. 

Javier Martínez-Brocal