Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco: No dialoguéis con el diablo ni con la tentación


El buen tiempo aumentó también el número de peregrinos en el ángelus del Papa del domingo. 

Francisco afrontó con serenidad una cuestión importante, la existencia del diablo. 

FRANCISCO
Debemos ser conscientes de la presencia de este enemigo astuto, interesado en nuestra condena eterna, en nuestro fracaso, y prepararnos para defendernos de él y combatirlo.

Francisco estaba comentando la escena de las tentaciones de Jesús en el desierto. Recordó que todas las personas son tentadas, y que Jesús enseña en el desierto que es mejor no dialogar con el diablo. 

FRANCISCO
Jesús nunca dialogó con el diablo, nunca. O lo expulsa de los endemoniados o lo condena o muestra su maldad. Pero nunca entra en diálogo.

Cuando se acerca el seductor y comienza a seducirnos a nosotros... 'Pero piensa en eso, haz esto'... La tentación es dialogar con él, como hizo Eva. Eva dijo: 'No se puede porque nosotros...' y entró en diálogo. Y si empezamos a dialogar con el diablo, saldremos derrotados.

El Papa recordó también que Jesús siempre vence la batalla contra el mal. 

Por eso, destacó un importante aniversario para toda la Iglesia. 

FRANCISCO
Hoy mi pensamiento va al Santuario de Płock, en Polonia, donde hace 90 años el Señor Jesús se manifestó a Santa Faustina Kowalska, confiándole el especial mensaje de la Divina Misericordia. Mediante San Juan Pablo II, ese mensaje llegó al mundo entero, y no es otro que el Evangelio de Jesucristo, muerto y resucitado, que nos dona la misericordia del Padre. Abramos el corazón, diciendo con fe: 'Jesús, confío en Ti'.

El Papa también dio un consejo para estos días de Cuaresma. Propuso no tener miedo a buscar momentos de oración en soledad, de silencio y de reflexión, para poder escuchar lo que Dios espera de cada uno. 

Precisamente pocas horas después del ángelus Francisco comenzó unos ejercicios espirituales que se prolongarán hasta el viernes. Por eso, hasta ese día, no recibirá visitas ni mantendrá encuentros públicos. 

Javier MB