Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La jubilación del cardenal Sarah tras 20 años en el Vaticano


El cardenal Robert Sarah está en el Vaticano desde el año 2001, y ha trabajado para tres Papas. 

En noviembre de 2014 Francisco lo puso a cargo de la Congregación para el Culto Divino, el dicasterio que se ocupa de la liturgia.

Durante estos años, por ejemplo, ha incluido a San José en los textos de la Misa, ha adaptado las ceremonias a la pandemia, y ha añadido nuevas letanías en el rosario. 

Pero también, algunos episodios han reflejado su menor sintonía con el Papa.

En 2017, Francisco corrigió en público la interpretación que el cardenal estaba haciendo de una nueva norma que daba mayor autonomía a las conferencias episcopales para traducir el misal. 

El cardenal la interpretó en modo genérico, pero el Papa dijo que el cambio era sustancial, y que las conferencias episcopales tendrán mayor responsabilidad.

En enero de 2020, el cardenal publicó un libro sobre el celibato junto a Benedicto XVI, cuando parecía que Francisco iba a abordar esta cuestión. 

Fue después de que el 72% de los participantes en el sínodo sobre la Amazonia solicitaran al Papa que permitiera excepcionalmente la ordenación sacerdotal de algunos diáconos permanentes casados, tan solo en territorios poco accesibles. 

Para evitar cualquier sospecha de injerencia, el Papa emérito decidió retirar su firma del libro. Por otro lado, entonces Francisco tampoco otorgó la dispensa del celibato.

Pero el cardenal siempre ha dicho le molesta que lo consideren un opositor al Papa. 

CARD. ROBERT SARAH
“Estoy tranquilo porque soy fidelísimo al Papa”.

“No pueden citar una palabra, una frase, un gesto con el que yo me oponga al Papa. Es ridículo, es ridículo. Yo estoy al servicio de la Iglesia, del Santo Padre, de Dios. Basta”. “La gente escribe cosas para oponernos, contra el Santo Padre, o entre obispos o entre cardenales. Es ridículo. No debemos caer en esta trampa. Debemos seguir enseñando. No me importa lo que digan”.

El cardenal Robert Sarah cumplió 75 años el pasado junio. Es la edad a la que los miembros de la Curia ponen su cargo a disposición del Papa. 

Francisco ha aceptado ahora su renuncia.

El cardenal Sarah deja de ser el prefecto, pero tiene algunos proyectos. 

Como explica en este tuit a sus seguidores, “Nos veremos pronto en Roma y en otros lugares”.

JMB