Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Por qué es importante el encuentro entre Francisco y gran ayatolá Al Sistani


El gran ayatolá Ali Al Sistani es el líder espiritual de los chiitas de Irak, más de un 60% de su población. 

Por eso es una figura clave para el diálogo con Irán y con los musulmanes de Irak. Sus decisiones pueden ayudar a las minorías del país y por eso los cristianos, celebran este encuentro.

P. ALBERT HISHAM NAOOM
Portavoz, Iglesia Católica Caldea
“Algunos dijeron que habría firmado el documento sobre la Fraternidad Humana que el Papa firmó en Abu Dabi con el imán de Al Azhar. Pero aunque no lo hagan y todo se limite a un encuentro privado entre ellos, será una gran ocasión para impulsar la convivencia entre cristianos y musulmanes”.

OMAR MOHAMMED
Mosul Eye
“Necesitamos crear una nueva vía de entendimiento entre religiones. No debe haber más espacio para los conflictos. Ya vimos lo que sucedió con las minorías religiosas en Irak. La única salida es abrir una puerta entre islam y cristianismo. Que se dé paso a un diálogo que se pueda mantener a largo plazo”.

Ali Al Sistani condenó al ISIS en 2014. Fue una decisión clave para la caída del Estado Islámico. Fue la prueba de que su influencia moral es crucial en el mundo islámico y de que hay base para iniciar un diálogo.

OMAR MOHAMMED
Mosul Eye
“Un diálogo basado en el mutuo entendimiento. Un diálogo que pueda establecer conexiones entre la gente, independientemente de su religión, porque el desafío que tenemos por delante será nuestra capacidad para actuar unidos, trabajar unidos y convivir en paz”.

El encuentro entre el Papa y Ali Al Sistani se mantiene a pesar de la doble amenaza de pandemia y el terrorismo. Empezará a las 9 de la mañana y durará unos 30 minutos. 

Será en la residencia del gran ayatolá,una humilde casa donde recibe a personas de toda clase y condición. Está en la ciudad de Náyaf, donde está enterrado el yerno de Mahoma, personaje clave para el chiismo. Su tumba es uno de los principales centros de peregrinaje musulmán de todo el mundo. 

Javier Romero