Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

A 10 años de Fukushima, lo que las víctimas contaron al Papa


En uno de los mayores centros de congresos de Tokio, Francisco escuchó las duras historias de quienes sobrevivieron a la triple catástrofe desencadenada el 11 de marzo de 2011 en Japón: el terremoto, el tsunami y el desastre nuclear. 

Toshiko Kato era por aquel entonces la directora de una escuela infantil.

“Junto al resto de la ciudad mi casa fue arrasada por el tsunami”.

A Matsuki Kamoshita lo evacuaron tras el colapso de la central de Fukushima y habló con dureza. Dijo que su generación se merece una explicación. 

FRANCISCO
Hagamos una oración que nos una y que nos dé el coraje de mirar hacia adelante con esperanza.

El triple desastre se cobró la vida de más de 15.000 personas. 

El terremoto de magnitud 9, según la escala Ritcher, provocó un tsunami que enterró pueblos enteros y dañó la central nuclear de Fukushima. Fue una catástrofe nacional, que conmovió al mundo. 

BENEDICTO XVI
13 de marzo, 2011
“Rezo por las víctimas y sus familias”.

En cada viaje, el Papa dedica tiempo a contemplar las heridas de los países que visita. En Japón fueron tres: los martirios de los primeros cristianos, las bombas atómicas y el desastre de Fukushima.

Javier Romero