Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Voluntarios de parroquia acompañan a ancianos a vacunarse contra el COVID19


Italia ha lanzado un ambicioso plan de vacunación frente a la actual pandemia. En un país con una pirámide poblacional invertida, en la que la mayoría son ancianos, vacunarse puede representar una gran dificultad.

ANDREA CELLI
Párroco, Parroquia San Pio X (Roma)
¡Mi mamá tiene 88 años!, y cuando la acompañé a vacunarse pensé en cuántos ancianos hay en mi parroquia que no pueden, ni apuntarse a la vacunación, porque se hace por Internet, ni mucho menos ir a vacunarse. Y dije: este es un servicio que puede dar la parroquia. 00:56 FLASH 01:18 “La caridad se vive en nuestra realidad. Esta es una emergencia a la que tenemos que responder como Iglesia”. 01:24

Andrea y Margherita son parte de los voluntarios de la Parroquia romana de San Pio X que se han puesto manos a la obra.

MARGHERITA GASPARRO
Voluntaria, Parroquia San Pio X (Roma)
“Desde noviembre vamos a casa de la señora María, pasamos la tarde con ella e incluso la ayudamos a hacer la compra en el supermercado. Le regalamos un poco de nuestro tiempo pero verdaderamente ella nos regala una gran alegría. A esta iniciativa se están sumando muchos jóvenes”.

Esta vez van a buscar a la Señora María, que vive sola, para acompañarla a hacer la vacuna en un hospital cercano a la iglesia.

- ¡Soy Margherita, señora!

- ¡Ya llegaron! ¿bajo?

- ¡Subimos a buscarla!

MARIA PENNA
¡Es algo maravilloso! Soy sincera, son jóvenes estupendos, inteligentes, cariñosos, educados. ¡Los considero mis nietos! 00:15 – FLASH – 00:53 Yo cuando voy a la parroquia me siento en casa. El padre Andrea nos ha hecho mejores, nos ha enseñado el significado de la caridad”. 01:03

Con la mascarilla ya puesta, la señora María sale de su casa junto a Margherita. En la calle los espera Andrea.

¡Estás son las cosas bellas de la vida!

La lluvia no es obstáculo para la caridad... Y así llegan hasta el destino final. El Hospital romano de Santa María de la Piedad. 

Tras esperar su turno, llaman a la Señora María. Margherita está siempre junto a ella, atenta al más mínimo detalle. Hasta llegar al objetivo final: la vacunación.

Un sencillo gesto de caridad en un momento de dificultad. Una muestra de esperanza para la construcción de la sociedad post pandemia.

Daniel Díaz Vizzi