Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Cónclave de Benedicto XVI. Por qué los cardenales lo eligieron Papa tan rápido


El cónclave que eligió a Benedicto XVI fue el segundo más rápido de la época contemporánea, después del de Pío XII. 

En sólo 19 horas y cuatro votaciones, el cardenal Joseph Ratzinger se convirtió en Papa. 

A media tarde del 19 de abril, a las 4:50 pm hora de Roma, el humo blanco que salía de la Sixtina anunció la elección. 

“Habemus Papam”. 

El nuevo Papa se presentó así al mundo. 

"...un sencillo y humilde trabajador de la viña del Señor”.

ROBERTO REGOLI
Biógrafo de Benedicto XVI
“La rapidez del cónclave demuestra una claridad de ideas por parte de los votantes”.

“Pensaban que era urgente responder a la crisis de Occidente, o sea, afrontar la crisis del catolicismo desde su perspectiva occidental. Para eso, hacía falta un experto de Occidente, y el cardenal Ratzinger, con sus reflexiones sobre la relación entre Europa y cristianismo, y entre razón y fe, era la persona más adecuada”.

Roberto Regoli es autor de “El Pontificado de Benedicto XVI”, uno de los análisis más interesantes sobre el trabajo de este Papa. 

Efectivamente, el nuevo Papa intentó por una parte construir unidad entre las corrientes de la Iglesia, y por otra, darle las bases intelectuales para afrontar los desafíos del siglo XXI. 

Propuso una profunda reflexión sobre la vida de Jesús para no vivir la fe sobre impresiones sino sobre fundamentos sólidos; o mostró la fuerza del rigor intelectual contra el relativismo y los primeros coleteos de las fake news.

ROBERTO REGOLI
Biógrafo de Benedicto XVI
“Benedicto XVI puso en marcha procesos para responder a esa crisis. Primero, aclarando las categorías intelectuales que hay que utilizar para responder a la crisis, volviendo a proponer un camino al cristianismo que no prescinde de la razón”.

Y así comenzó el pontificado de Benedicto XVI, un Papa intelectual que sorprendió en sus discursos en parlamentos e instituciones internacionales, y que dejó en herencia un rico magisterio escrito.

Un Papa tímido y quizá poco comprendido por una cultura de masas acostumbrada a grandes gestos y ruidosas declaraciones. 

Javier Martínez-Brocal