Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Filipinas celebra 500 años de los primeros bautizos en esa tierra


Los misioneros españoles llegaron a las islas Filipinas en 1521. 500 años más tarde, Filipinas es el tercer país con mayor número de cristianos, con más de 84 millones de fieles.

El sacerdote Gregory Ramon Gaston es rector del Pontificio Colegio Filipino. Dice que, incluso en el contexto de un Estado laico, la influencia del catolicismo sigue siendo muy firme en el país.

GREGORY RAMON GASTON
Rector del Pontificio Colegio Filipino
“Somos un 85% de católicos y se siente mucho en la sociedad. Si vas a una tienda siempre ves un calendario de la Virgen. E incluso, si vas a una oficina pública, a una oficina del gobierno, ves un crucifijo, una imagen de la Virgen o del Niño Jesús”.

A principios de este año, el Papa Francisco celebró una Misa por este quinto centenario. En ella elogió el papel de las mujeres filipinas en la evangelización.

FRANCISCO
“Muchas veces he dicho que aquí en Roma las mujeres filipinas son “contrabandistas” de fe. Porque allá donde trabajan, trabajan, pero siembran la fe. Esta es, perdonad la expresión, una 'enfermedad genética', pero es una hermosa enfermedad. Conservadla”.

Para los más de 12 millones de filipinos que viven en el extranjero, la fe es un elemento esencial para formar comunidades, pero también es una forma de integración. 

GREGORY RAMON GASTON
Rector del Pontificio Colegio Filipino
“Estoy animando a nuestros capellanes para que integren gradualmente a nuestros compatriotas filipinos en las parroquias locales, de modo que sean más visibles, no al margen, sino en la parroquia y en las celebraciones de la comunidad”.

En 1970, Pablo VI se convirtió en el primer Papa en visitar Filipinas. En 1995, Juan Pablo II celebró allí la Jornada Mundial de la Juventud más multitudinaria de la historia. Mientras que Francisco la visitó en 2015.

Justin McLellan

Traducción: Daniel Díaz Vizzi