Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa endurece penas para quienes cometan abusos a menores


El Vaticano ha actualizado radicalmente el apartado penal de su Código de Derecho Canónico. 

La última versión era de 1983 y daba gran margen de maniobra al obispo, como juez de la diócesis. Pero crisis como la de los abusos mostraron que era necesario especificar las penas para cada delito e incluir la reparación. 

La reforma entrará en vigor el 8 de diciembre y reconoce nuevos delitos en materia de abuso y de gestión económica.

MONS. FILIPPO IANNONE
Presidente, Pontificio Consejo Textos Legislativos
“Se introdujeron nuevos delitos y se actualizaron los que ya estaban, sancionándolos incluso con distintos tipos de pena. Además, contempla nuevos delitos en materia económico-financiera”.

MONS. JUAN IGNACIO ARRIETA
Secretario, Pontificio Consejo Textos Legislativos
“La novedad es hacer la ley operativa, señalando mejor los casos punibles y el deber de cada uno de actuar”.

La reforma:

-Obliga a comunicar los delitos de los que se tenga conocimiento (can. 1371 § 6)

Añade delitos relacionados con la mala gestión económica o la corrupción (can. 1377 y can. 1378)  

Los laicos con cargo en la Iglesia podrán ser sancionados desde el punto de vista canónico, por ejemplo por abusos o mala gestión económica (can. 1398 § 2)

Los abusos pasan de ser “Delitos contra obligaciones especiales” y se convierten en “Delitos contra la vida, la dignidad y la libertad de las personas”

En total se ha modificado más del 70% del Libro VI del de los artículos penales. 

La reforma ha durado casi doce años. La comenzó Benedicto XVI en 2009.

Desde entonces, el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos ha reunido a expertos y a conferencias episcopales hasta culminar el resultado con estos nuevos artículos.