Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Respuesta del Papa sobre leyes civiles de uniones gay y el matrimonio en la Iglesia


"El matrimonio es un sacramento, el matrimonio es un sacramento. La Iglesia no tiene poder para cambiar los sacramentos tal y como el Señor los ha instituido.

(Usted me pregunta sobre) leyes que pretenden ayudar a situaciones de muchas personas que tienen una orientación sexual diferente. 

Y es importante que se ayude a estas personas, pero sin imponer cosas que por su naturaleza no van en la Iglesia. 

Pero si quieren vivir juntos, una pareja homosexual, los Estados tienen la posibilidad civil de apoyarlos, de darles seguridad respecto a herencia, sanidad...

Los franceses tienen una ley al respecto, no sólo para homosexuales, sino para todas las personas que quieran asociarse. Pero el matrimonio es el matrimonio. Eso no significa condenar a las personas que son así. No, por favor, son nuestros hermanos y hermanas, debemos acompañarlos.

Pero el matrimonio como sacramento está claro, está claro. Pero que haya leyes civiles..., tres viudas por ejemplo que quieran asociarse con una ley para tener servicios de salud o herencia entre ellas. Estas cosas se hacen... Están los Pacs franceses, esa ley, no sé... pero no tiene nada que ver con parejas homosexuales. Las parejas homosexuales pueden utilizarla, pueden utilizarla. 

Pero el matrimonio, el matrimonio como sacramento, es entre un hombre y una mujer. A veces, lo que decía, hay confusión. Debemos..., todos iguales, respetar a todos, el Señor es bueno y salvará a todos, quiere la salvación de todos, pero por favor no hagan que la Iglesia reniegue de su verdad. 

Muchas, muchísimas personas de orientación homosexual se acercan a la confesión, se acercan a pedir consejo al sacerdote, la Iglesia les ayuda a salir adelante en su propia vida, pero el sacramento del matrimonio es otra cosa."