Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Dos ideas de Francisco sobre el Padre Pío


El Padre Pío es uno de los santos del siglo XX que más devoción ha suscitado y no solo en Italia.

Durante el Jubileo de la Misericordia en 2016, Francisco no dejó escapar la ocasión de poner su figura como ejemplo de confesor.

Trajo sus restos a San Pedro junto a los de otro santo capuchino, San Leopoldo y como un peregrino más, fue a rezar ante ellos.

...También celebró misa en San Pedro.

FRANCISCO
"O haces como Jesús, que perdona dando su vida, con la oración, que pasa horas en el confesionario como ellos dos (San Leopoldo y San Pío); o haces como el diablo, que condena y acusa".

Dos años más tarde, en 2018, Francisco volvió a poner el foco en el Padre Pío. Con motivo de los 50 años de su fallecimiento, y los 100 de la aparición de los estigmas, el Papa viajó a las dos ciudades donde el santo vivió en el sur de Italia.

Allí subrayó otro aspecto de Padre Pío: su oración continua. Una cualidad que no perdió ni cuando sufrió un período de duras tentaciones.

FRANCISCO
"En aquellos terribles momentos el Padre Pío se nutrió de la oración continua y de la confianza que supo poner en el Señor".

San Pío de Pietrelcina es muy recordado por los famosos estigmas que padeció en vida, aunque las reflexiones del Papa siempre se centraron más en describir su interioridad.

Juan Pablo II fue quien canonizó al Padre Pío en el año 2002.

Javier Romero

RR