Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Artista reconstruye la Ciudad del Vaticano con piezas de Lego


Este impresionante modelo de Lego del Estado de la Ciudad del Vaticano es obra de Rocco Buttliere, artista que vive en Chicago. La mayoría de sus proyectos son encargos para museos y exposiciones. Pero en 2020, con la pandemia, se propuso reconstruir un país entero con piezas de Lego.

ROCCO BUTTLIERE
Artista de Lego
Me sentí muy inspirado para hacer el Vaticano porque estuve allí en 2019. Solo estuve medio día, de los dos que estuve en Roma. Lo que me inspiró fueron los miles de años de historia humana. No solo en su arquitectura, sino también en las obras de arte de sus museos.

El proyecto le llevó unas 800 horas divididas en seis meses. Solo en el proceso de diseño digital tardó 500 horas. En esta primera fase, Rocco Buttliere se basó sobre todo en fotografías de Google Earth y Google Street View para asegurarse de que las dimensiones de la pieza fueran lo más exactas posibles. Incluso acertó con la altura.

ROCCO BUTTLIERE
Artista de Lego
La Plaza de San Pedro es probablemente la parte más baja del país. Pero luego vas hasta los bastiones a lo largo del muro que rodea la ciudad, y hay un aumento bastante significativo de la altura. Solo por el hecho de que el nombre de “Vaticano” tiene su origen en la colina que estaba allí, tienes que captar toda esa topografía.

Para construir la cúpula de la Basílica de San Pedro, Rocco Buttliere tuvo que juntar 16 colas de dinosaurio de color azul. Fue un enorme reto encontrar las piezas adecuadas para recrear con precisión todas las estructuras arquitectónicas.

ROCCO BUTTLIERE
Artista de Lego
Los dos únicos límites que me impongo son el uso de piezas de Lego de verdad y la escala de mis obras. Tienen siempre una escala de 1/650. Esto, y el uso de piezas de Lego ya existentes, me obliga a tomar decisiones muy creativas.

La pieza de la Ciudad del Vaticano acaba de terminar su gira por Estados Unidos, pero volverá a salir a la calle en 2022. Es de un valor incalculable para la colección de Rocco Buttliere de rascacielos, monumentos famosos e, incluso, su maqueta de la Jerusalén del siglo I.

CT/BSB