Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco condena atentados en el Reino Unido, Noruega y Afganistán


Como todos los domingos, el Papa rezó el ángelus desde la ventana de su estudio en la plaza de San Pedro. 

Esta semana recordó a las víctimas de las explosiones en la mezquita chiítia de Kandahar en Afganistán, que provocaron al menos 62 fallecidos; pero también el asesinato de 5 personas en Noruega y del diputado David Amess en el Reino Unido. 

FRANCISCO

“Estoy cerca de las familias de las víctimas. Pido, por favor, que se abandone el camino de la violencia, que siempre es perdedora, y es una derrota para todos. Recordemos que la violencia engendra violencia”.

El Papa recordó también que esta semana niños de todo el mundo participan en la iniciativa “Un Rosario por la Paz”, y les dio las gracias. 

FRANCISCO

“La Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada convoca a parroquias, colegios y familias a la iniciativa “Por la unidad y la paz, un millón de niños rezan el Rosario”. Apoyo esta campaña de oración, que este año se encomienda de manera especial a San José. Gracias a todos los chicos y chicas que participan”. 

En su catequesis, el Papa explicó el Evangelio del domingo, en el que dos apóstoles piden a Jesús que les permita mandar sobre los demás.

FRANCISCO

“Cuántas veces, nosotros los cristianos, que deberíamos estar al servicio de la gente, tratamos de escalar, de adelantar. Siempre necesitamos comprobar las verdaderas intenciones de nuestro corazón, preguntarnos: '¿Por qué hago este trabajo, o acepto esta responsabilidad? ¿Para ofrecer un servicio o para hacerme notar, ser alabado y recibir elogios?'”

La clave, dijo el Papa, es preocuparse de las necesidades de los demás. Especialmente ahora, tras la pandemia, Francisco pidió estar atentos y disponibles para ayudar a quienes estén en apuros. 

JMB