Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco pide que los hospitales católicos colaboren para ayudar mejor a los enfermos


Francisco se reunió con la Biomedical University Foundation de la Universidad Campus Bio-Medico de Roma.

Santo Padre, estamos aquí para manifestarle nuestra unidad y darle la alegría de conocer lo que la Biomedical University Foundation está realizando.

Esta institución impulsa el trabajo del policlínico y la universidad Campus Bio-Medico. Se trata de la formación de futuros médicos y enfermeros, la investigación de enfermedades como el alzheimer y el trabajo con enfermos, en urgencias y en un centro de cuidados paliativos.

El Papa les agradeció la humanidad con la que atienden a los enfermos. 

FRANCISCO
"Estamos viviendo una auténtica cultura del descarte: este es un poco el aire que se respira, y debemos reaccionar contra esta cultura del descarte".

El Papa elogió que en su hospital apuesten por los cuidados paliativos y su labor sin descanso durante la pandemia. 

FRANCISCO
"La pandemia nos ha mostrado la importancia de conectarnos, de colaborar, de afrontar unidos los problemas comunes. La sanidad, en particular en instituciones católicas, necesita y necesitará cada vez más esto, estar en red, que es un modo de expresar ese estar juntos. No es el momento de seguir de modo aislado el propio carisma. La caridad exige donar: hay que compartir los conocimientos".

El Papa recordó que el Policlínico Campus-Biomedico de Roma fue iniciativa del beato Álvaro del Portillo, primer sucesor de Josemaría Escrivá en el gobierno del Opus Dei. Evocó cómo Álvaro del Portillo les pedía dedicación plena a los pacientes. Se trata de cuidar personas, y no sólo gestionar enfermos. 

JRB

VM