Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa Francisco se disculpa a arzobispo ortodoxo por errores que llevaron a la división


El Papa Francisco fue recibido en la puerta del Arzobispado ortodoxo de Atenas por Ieronymos II, arzobispo de Atenas y de toda Grecia.

La última vez que el líder de la Iglesia ortodoxa de Grecia se reunió en su país con el Papa fue en el año 2016. Entonces visitaron junto al patriarca ecuménico Bartolomeo el campo de refugiados de Moria, en la isla de Lesbos.

El arzobispo Ieronymos acompañó al Papa al Salón del Trono para su reunión.

-"¿El viaje fue bien?"
-"Sí".
-"Y el buen tiempo ayudó".
-"Gracias a Dios sí. Gracias".
-"Tanto en Chipre como en Atenas. Bienvenido".
-"Gracias".
-"Estoy muy contento de volver a verle. Muchas gracias por... este lugar de unidad entre hermanos".

Después de un encuentro privado, el arzobispo ortodoxo reconoció los esfuerzos del Papa por abordar la crisis migratoria y el cambio climático. También expresó su deseo de tejer lazos entre ortodoxos y católicos.

El arzobispo Ieronymos II entregó al Papa Francisco un icono de San Pablo predicando en el Areópago de Atenas.

-“No solo en Atenas sino en todo Europa”.
-“Gracias. Muchas gracias”.

Después intercambiaron un fraterno apretón de manos.

A continuación, el Papa Francisco se dirigió al arzobispo. Lamentó la división entre las Iglesias ortodoxa y católica, que, según dijo, es fruto de las preocupaciones mundanas y de la desconfianza.

PAPA FRANCISCO
"Vergonzosamente -lo reconozco para la Iglesia católica-, acciones y decisiones que poco o nada tienen que ver con Jesús y el Evangelio, sino que están marcadas por la sed de ventajas y de poder, han debilitado gravemente nuestra comunión. De este modo, dejamos que la fecundidad se vea comprometida por la división. La historia hace sentir su peso, y aquí, hoy, siento la necesidad de pedir de nuevo el perdón de Dios y de nuestros hermanos por los errores cometidos por muchos católicos".

El Papa Francisco también expresó su alegría de que las raíces comunes como cristianos sigan dando frutos.

Cuando terminó de hablar, el Papa Francisco entregó al arzobispo Ieronymos II una copia del “Códice Paulino”, un volumen único publicado con motivo de los dos mil años del nacimiento de San Pablo.

El Papa saludó a los demás representantes de la Iglesia ortodoxa griega presentes. Fueron momentos cordiales de fraternidad y un ejemplo concreto de la unidad y la comunión de la que hablaron ambos líderes religiosos.

CT

VM

TR: RM