Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco explica cómo ser padres: Saber retirarse para que los hijos emerjan


Francisco reflexiona sobre la paternidad en nuestros días en una entrevista con el diario del Vaticano, L'Osservatore Romano.

1.- PARA FUTUROS PADRES

En ella aconseja a los jóvenes de hoy que se “convertirán en los padres de mañana” que se pregunten “qué padres han tenido y qué padres quieren ser”. Les dice:

“No deben dejar que su papel paternal sea el resultado de la casualidad (…), sino que deben decidir conscientemente de qué modo amar a alguien, de qué modo responsabilizarse de alguien”.

2.- EDUCAR EN RESPONSABILIDAD

El Papa dice que ser buen padre consiste en “colocar a los hijos en condiciones de asumir las propias responsabilidades, de ejercer la propia libertad, de hacer elecciones”. 

Él mismo reconoce que la tarea es complicada.

FRANCISCO
“El amor es hacerse cargo de los demás. El amor no es tocar los violines, el romanticismo. El amor es trabajo”.

3.- SUPERAR FRACASOS

El Papa también recuerda que “un verdadero padre no te dice que irá siempre todo bien, sino que cuando las cosas no irán bien, podrás afrontarlas y vivir con dignidad esos momentos, esos fracasos”. 

4.- SABER RETIRARSE

El Papa recuerda que el buen padre es el que sabe retirarse cuando los hijos van creciendo,. 

“...para que su hijo pueda emerger con su belleza, con su singularidad, con sus elecciones, con su vocación. (...)”.

“En toda buena relación es necesario renunciar al deseo de imponer una imagen desde arriba, una expectativa, una visibilidad, una forma de llenar la escena completa y constantemente con excesivo protagonismo”.

Francisco también dice que estas características deben ser adoptadas también por la Iglesia, que debe desarrollar la paternidad y enseñar a tomar decisiones.

JRB