Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco escribe a comunidad católica LGTB de Estados Unidos


El Papa Francisco respondió a las preguntas más frecuentes de la comunidad católica LGTB y sus familias en una carta que envió al jesuita James Martin.

En ella el pontífice insiste en que “Dios no reniega de ninguno de sus hijos” y que la Iglesia que selecciona a sus miembros, una iglesia formada por de “pura sangre” no es la Iglesia sino una secta.

A quienes pertenecen a la comunidad LGTB y se hayan sentido rechazados, el Papa recuerda que la Iglesia no rechaza a nadie, sino que son algunos de sus miembros los que lo hacen.

No es la primera vez que el Papa responde a este jesuita. En junio de 2021 le escribió para agradecer el trabajo que hace con la comunidad católica LGTB.

Desde los comienzos de su pontificado, el Papa ha mostrado su cercanía a las personas homosexuales, lesbianas y transexuales, aunque eso no quiere decir que acepte la ideología de género, como dijo al regresar de uno de sus viajes.

FRANCISCO
Se debe acompañar a las personas como las acompañaría Jesús. Cuando una persona que tiene esta condición va ante Jesús, no le responderá: '¡Vete porque eres homosexual!', no. Pero en el viaje he hablado de la maldad que se comete hoy con el doctrinamiento de la ideología de género.

En la carta, el Papa también recomendó a la comunidad católica LGTB que relean el libro de los Hechos de los Apóstoles para encontrar “la imagen de la Iglesia viviente”.



JM
T: JRB