Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en el Encuentro Mundial de las Familias: “En las crisis no toméis el camino fácil”


El décimo Encuentro Mundial de las Familias se clausuró con esta misa en la Plaza de San Pedro. La celebró el prefecto del Dicasterio para los Laicos, el cardenal Kevin Farrell. 

En la homilía el Papa Francisco reflexionó sobre la familia y sus retos. Al hablar de la sobreprotección de los hijos se salió del guión para animar a los padres a ser valientes y empujar a sus hijos a afrontar la vida.

FRANCISCO
Apostar por el amor familiar es algo valiente. Se necesita valentía para casarse. Y vemos a muchos jóvenes que no tienen esa valentía. Y muchas veces, alguna mamá me dice: Pero haga algo, hable con mi hijo, que no se casa y tiene 37 años. Pero señora, deje de plancharle las camisas y sáquelo un poco de casa, que salga del nido.

El Papa también recomendó a las parejas que trabajen por renovar el amor y poder afrontar los momentos difíciles de la relación en lugar de abandonarla.

FRANCISCO
En los momentos difíciles, en las crisis, todas las familias pasan por crisis, por favor, no toméis el camino fácil. 'Vuelvo con mamá'. No. Seguid adelante, con esta apuesta valiente. Habrá momentos difíciles, habrá momentos duros. Pero adelante, siempre.

Al terminar la misa, el cardenal Kevin Farrell agradeció al Papa su trabajo por apoyar a las familias. Durante su pontificado dedicó sínodos a este tema, escribió una exhortación apostólica, la Amoris Laetitia, y recientemente publicó un documento con orientaciones para la preparación de las parejas al matrimonio. 

CARD. KEVIN FARRELL
Las familias, con su vocación específica a la santidad, son de verdad el rostro más hermoso de la Iglesia y pueden contribuir de manera única a evangelizar el mundo con su capacidad de testimoniar el amor, la fortaleza en las dificultades y la perseverancia en el abandono confiado en Dios.

El Papa clausuró la misa con el llamado mandato misionero a las familias. Allí les pidió que vivan la acogida entre sus miembros y que las generaciones más ancianas guíen a las jóvenes en las dificultades de la vida.